Saltear al contenido principal

Lo Femenino y Lo Masculino arquetípicos no se refieren pues a las características sexuales, sino a la estructura de nuestra consciencia.

Lo Femenino arquetípico hace referencia a un patrón universal de la psique humana, que no está restringido a un género y está presente tanto en mujeres como en hombres, igual que Lo Masculino también es un atributo de todo ser humano.

Lo Femenino y Lo Masculino arquetípicos no se refieren pues a las características sexuales, sino a la estructura de nuestra consciencia, que se expresa bajo patrones, comportamientos y respuestas emocionales diferentes.

En nuestra cultura se da un gran desequilibrio de valores. Ha habido un desarrollo excesivo de la perspectiva masculina en detrimento de la femenina, que se ha visto infravalorada. Esta supremacía impuesta ofrece un enfoque masculino distorsionado y disfuncional que está afectando al proceso de concienciación tanto de hombres como de mujeres.

Lo Femenino ha estado exiliado, y con él se alejó también nuestro respeto y conexión con la Madre Tierra y la implicación con todo lo vivo, la necesidad de nutrir, de promover el sustento y el crecimiento, el afán de proximidad, de relación, de colaboración y entendimiento, de unión con el otro y con la Naturaleza. Lo Femenino pues está siendo oprimido tanto en mujeres como en hombres, por lo tanto ambos tienen la tarea de liberarlo y redimirlo.

Para salvar la escisión interior masculino-femenina, la mujer debe primero subsanar lo que en ella ha provocado el vacio de lo femenino. Ser consciente de la desconexión con su naturaleza profunda, experimentar después la reunificación e integración de aquello rechazado o no reconocido de sí misma para llegar a sentir en ella la totalidad.

Comprender, restituir y subsanar todo lo que la opresión de lo Femenino nos afecta como mujeres, requiere que nos adentremos en el camino de lo Femenino consciente. A través de él, podemos percibir y experimentar la vida como un viaje de descubrimiento, desarrollo e integración que puede conducirnos a la expresión de una individualidad y autoafirmación femeninas más profundas.

Porque lo Femenino consciente contiene la capacidad de acción, de iniciativa, de logro y transformación, ya que sin ellas nada se mueve, nada cambia y la vida se estanca. Al igual que también es contenido por lo Femenino la suavidad, la apertura, la sensibilidad, la receptividad y creatividad, porque sin ellas la vida se vuelve rígida, vacía y estéril.

Volver arriba